Explicación sobre Tarot de Marsella.

Tenía veinte y pocos años cuando una mañana mi madre me pidió que la acompañara a un curso de Tarot, nunca había sentido inclinación por esto, pero me anime a llevarla.

El curso transcurría con poca atención por mi parte hasta que la instructora desplego una tirada de Tarot, algo paso en ese momento que yo no entendí, las cartas me hablaban, era consciente de que aquellos símbolos tenían un lenguaje propio que me decían algo que tenía que ver conmigo. Esto cambio la percepción que yo tenía del Tarot haciendo que prestara mucha mas atención.  En los años siguientes fui conociendo personalmente mucho mas de este oráculo de sabiduría, y hoy los significados que se le atribuyen a los Arcanos como norma general, distan mucho de lo que yo he captado en mi muchos años de estudio y consultas, hoy el Tarot para mi cobra un nuevo enfoque llevado al plano personal como medio de indagación en nuestro subconsciente.

Siempre se ha desvirtuado el Tarot como medio de conocimiento propio, se le ha tratado como un oráculo para ver el futuro, y el Tarot es mucho más que esto, hay una profunda información del ser humano intrínseco en su  conocimiento, me atrevería a decir que la predicción del futuro es la menos interesante.

El Tarot es un compendio de todo aquello que hay en nosotros, nuestras emociones, como nos mostramos a los demás, aquello que no vemos pero que siempre aflora en todo lo que hacemos, es decir nuestra programación mental desde nuestro nacimiento.

La apertura espiritual de la que gozamos hoy en día, y que sería impensable hace unos años, nos ha enseñado que repetimos patrones de comportamiento en base a lo que hemos aprendido desde pequeños, incluso lo que hemos heredado de nuestros padres y ancestros, toda esa información que se haya en nuestro subconsciente  nos da la pauta de nuestra actitud en la  vida  de nuestras creencias. Así si provenimos de un hogar con escasez económica tendemos a repetir patrones,  en nuestra economía, ya que los limitamos a nosotros mismos con la polaridad que le damos al dinero, pensando que es escaso y difícil de conseguir. Esto mismo ocurre con los afectos, y relaciones, el secreto es saber  ¿Qué es lo que guarda nuestro subconsciente? En esto contamos con una herramienta importante en el Tarot, ya que nos muestra que son esas informaciones que hay que sacar para poder cambiarlas.

Todos podemos con un poco de conocimiento indagar y promover cambios que harán que ocurra un cambio en nuestra forma de ver la vida.

El tarot, sus Arcanos mayores, cada uno de ellos es una ley espiritual, la energía que llega a nosotros a través de nuestra vida, por esto cada año sentimos la influencia de uno de ellos, seria nuestro Arcano anual, mas a delante os enseñare como podemos conocer que Arcano nos corresponde cada año.

También deciros que la fecha de nuestro nacimiento nos muestra el Arcano  bajo el que hemos nacido, es decir, la influencia y características que nos definen, con que contamos para enfrentarnos a la vida, somos abiertos, introvertidos, tenemos capacidades para el estudio, nuestras manos son especiales, que información traemos, como lo usemos depende de nosotros, ya que como os he dicho al principio también  influye mucho el lugar donde hemos nacido y los valores que nos han enseñado.

Así conociendo nuestro Arcano de nacimiento y el anual tenemos una dirección  de cómo enfrentar los sucesos diarios.

Tengo la creencia de que todos, tenemos un camino que seguir en la vida, algo que ha de trascender y que tenemos que dejar a nuestros descendientes. Es la forma en que la vida se despliega y hace que crezcamos y evolucionemos.

Venimos aprender y dependiendo como  vivamos nuestra vida nos influye una u otra forma, así como todo lo que conocemos los Arcanos del tarot están sujetos a la ley de la dualidad, y podemos vivir su energía al derecho o invertido.

About the author: Raquel García

Leave a Reply

Your email address will not be published.